Tipos de pruebas que se utilizan en los procesos de selección

Los principales tipos de pruebas que se utilizan en los procesos de selección se pueden clasificar en función de su finalidad en:

Pruebas psicotécnicas: destinadas a medir aptitudes o rasgos de personalidad.

Pruebas de cultura general: Se utilizan en posiciones de bajo nivel de responsabilidad para evaluar los conocimientos de los candidatos en aspectos de actualidad o sus conocimientos básicos en áreas como la historia, la literatura, etc.

Pruebas profesionales: Son ejercicios que se utilizan fundamentalmente para evaluar los conocimientos técnicos implicados en una profesión con los que cuentan los candidatos, por lo que su contenido está relacionado directamente con el tipo de trabajo a realizar.

Entre este tipo de pruebas estarían las de mecanografía, de idiomas, de conocimientos de programas informáticos, de conocimientos técnicos específicos, etc.

Se evalúa la competencia y la destreza profesional demostrada a la hora de realizar la prueba y se utiliza como pronóstico de cuáles son las capacidades para el puesto de trabajo.

En ocasiones se utilizan pruebas ajustadas a determinadas profesiones que se comercializan de forma estándar, aunque lo más habitual es que se diseñen a medida para el puesto de trabajo y la empresa para donde se están buscando candidatos.

Pruebas situacionales: Son pruebas que tienen como finalidad principal, más que la evaluación de los conocimientos técnicos, el análisis de las competencias y del estilo de trabajo de los candidatos.

Su nombre tiene su origen en que ponen al candidato en una situación que presenta cierta similitud con situaciones profesionales que se producirían en el puesto al que aspira, y se trata de evaluar cuál sería su reacción y su forma de abordarlas en el mismo.

Durante la realización de los ejercicios por parte de los candidatos, estos son observados por uno o más expertos en evaluación, que registrarán mediante observaciones los comportamientos que estos pongan en juego.

Algunas de estas pruebas más frecuentemente utilizadas son:

Role playing: es una técnica que simula una situación en la que los candidatos deber adoptar un papel y actuar como lo harían en la vida real.

In basket o In Tray: es un ejercicio en el que se presenta una situación laboral ficticia que simula una real, en la que el participante, de forma individual, debe actuar como lo haría en la vida real: tomando decisiones, delegando, planificando el trabajo, buscando más información, etc.

Realización de una presentación: en esta ocasión, al participante se le pide que durante un tiempo concreto prepare una presentación sobre algún aspecto que, posteriormente tendrá que realizar ante un auditorio.