Reclutamiento de personal

La etapa de reclutamiento tiene como finalidad “difundir” la oferta de trabajo de forma que se consiga obtener un número suficiente de candidatos que cuenten con los requerimientos establecidos y que potencialmente estén interesados en la oferta como para garantizar que la selección se cerrará con éxito.

Dejando a un lado las ocasiones en las que el candidato es contactado directamente por la compañía para que valore su interés en presentar su candidatura para el puesto que se está buscando (ya sea porque ha sido referenciado por otros profesionales, porque está en la base de datos de la empresa o de la consultora o porque tiene visible su perfil en las redes sociales), existen múltiples fuentes de reclutamiento como se vio en el apartado correspondiente a los intermediarios del mercado laboral.

A veces la utilización de unas u otras fuentes de reclutamiento depende de aspectos como la confidencialidad del proceso o en ocasiones del presupuesto disponible, pero la mayor parte de las veces irá en función del perfil buscado.

Por esto es importante que el candidato tenga identificadas las fuentes de reclutamiento que con más probabilidad utilizarán las compañías para reclutar candidatos con su perfil y que las “rastree” de forma sistemática.

El candidato debe analizar cada oferta de trabajo de la que tenga conocimiento y que, inicialmente se ajuste a su perfil y a sus intereses profesionales.

Antes de presentar la candidatura es necesario investigar todo lo posible sobre la oferta, tanto para valorar con realismo las posibilidades que tiene de ser seleccionado como para conocer en profundidad la empresa y el puesto y, en el caso de optar por participar en el proceso de selección del puesto, poder ajustar al máximo su currículum vítae y se carta de presentación, incrementado sus posibilidades de ser preseleccionado.

En este sentido, cuando se conoce la empresa para la que se está reclutando, hay que hacer un esfuerzo por conocer más de lo que aparece en el anuncio, que será bastante genérico (“compañía multinacional líder en el sector del tratamiento de aguas…”) y ofrecerá información poco valiosa.

Además de buscar en directorios de empresas, en internet y de consultar la página web de la compañía (si la tiene) es conveniente comprobar en la propia red de contactos si hay alguien que conozca la empresa directa (por trabajar en ella) o indirectamente (por trabajar en el mismo sector o por tener algún familiar o conocido que trabaje en ella) y tratar de obtener más información de ellos.

El objetivo es conocer aspectos importantes de la empresa para tratar de ajustar al máximo la candidatura y demostrar interés en ella y en el puesto que se ofrece.