156 puestos de trabajo para trabajar en un beach club en Marbella

Un empresario, Juan Carlos Ferrero, oferta 156 puestos de trabajo para poner en marcha este verano un Beach Club en Marbella. El “chiringuito” tiene previsto iniciar la actividad el primer sábado del mes de julio y, aunque todavía restan detalles para finalizar la obra, el proceso de selección del personal arrancó este pasado lunes. Se precisan muchas manos para atender los 3.500 metros cuadrados de parcela sobre la que se configura el club, ubicado en la playa de El Pinillo, al lado del longevo negocio de karting de Funny Beach.

La oferta se destina a 40 camareros, diez camareras para atender la barra, dos cocteleros, cuatro cajeras, 15 personas para el equipo de seguridad, 30 relaciones públicas, una docena de animadores, seis limpiadoras, seis hostess (anfitriones del club), cuatro empleados de ‘parking’, dos socorristas, sendos jefes de cocina, tres pinches, cinco camareros más para el restaurante, cuatro djs, tres asistentes para las camas y jaimas, y dos personas más para el mantenimiento y las reparaciones de la instalación.

Aunque el proceso de selección arrancó apenas hace 48 horas y se prolongará de manera intensiva hasta el próximo lunes 23, desde el mes de abril Ferrero lleva recogidas casi 2.000 vidas laborales. Pero el empresario sigue buscando, más de la mitad acaban en el fondo del cajón. El motivo: la falta de profesionalización. “Hay mucha gente que viene a pedir trabajo y le da igual pinchar discos que ser socorrista. No están especializados en nada, y es una pena porque no le podemos dar la oportunidad de que trabajen con nosotros”, afirma Ferrero.

Los seleccionados pasarán pruebas antes de incorporarse a la plantilla. Si las superan se les abrirá el camino a un trabajo de dos meses y medio, a jornada completa (40 horas semanales, en turnos de doce a diez de la noche) por algo más de mil euros mensuales, un pico que dependerá de la categoría profesional, según marque el convenio del sector. Pero cualquiera que conozca el mundo de los beach club sabe que las monedas y billetes que dejan los agradecidos clientes suponen un sobresueldo. De hecho, el empresario avisa: “En un sitio como este las propinas son tanto o más interesantes que el salario”. (Diario Sur)

Si estáis interesados en esta oferta de trabajo para el Funky Buddha Beach tenéis que entregar vuestro curriculum en mano, en el Camino de la Cruz s/n, Marbella.