Problemas para buscar trabajo

Según una encuesta realizada hace no demasiado tiempo a más de 15.000 personas, reveló que alrededor de un 85% piensa que se tienen pocas oportunidades en el mundo laboral por falta de experiencia, que no formación, que les exigen muchas empresas, lo que es un importante freno para encontrar trabajo, más aún en estos momentos en los que nos encontramos en la actualidad.

A ello hay que sumar que, siempre según el resultado de esta encuesta, alrededor del 73% de las empresas cuentan con menos de 20 empleados menores de 30 años en su plantilla, obviamente hablamos de grandes empresas, aunque en una empresa menor la proporción desciende.

Los principales factores que inciden en la no contratación de personas jóvenes son la falta de experiencia laboral, con un 79%, poco compromiso con un 8%, falta de organización y responsabilidad (7%) y la dificultad para seguir las normas impuestas (6%) Con este panorama no es de extrañar que para muchas personas, especialmente para la gente más joven, encontrar trabajo sea toda una aventura.

Incluso si se tiene formación, en muchas ocasiones es necesario aceptar trabajos que poco o nada tienen que ver con la formación académica adquirida, al menos hasta encontrar el puesto deseado, pero sigue siendo difícil dado que si en ese trabajo alternativo requieren cierta experiencia, nos encontramos en el mismo círculo vicioso, la pescadilla que se muerde la cola.

Estar desempleado no es sinónimo de no servir, es importante cambiar esa actitud y no dejarse influenciar, al menos no demasiado, por los agentes externos y pensar que no se trata de parados sino de profesionales en transición. Todo ha cambiado y hay que ir adaptándose poco a poco a los requerimientos del mercado, buscando soluciones alternativas, emprender, buscar cosas nuevas y no caer en ese círculo vicioso del que os hablábamos con anterioridad.