Preguntas que pueden hacerte en una entrevista de trabajo

¿Qué gana la empresa contratándolo? 
Es una pregunta para que digas tus puntos fuertes, para así analizártelos.

¿Te gusta trabajar en equipo? 
Es difícil de responder si no sabes que es lo que la empresa quiere. Algo que podrías responder seria Me adapto a todas las circunstancias.

¿Qué éxitos ha tenido? 
Esta pregunta es para intentar averiguar qué cosas son más importantes para ti.

¿Cuáles son tus defectos?
Esta es una pregunta trampa ya que no puedes decir que no tienes. Tienes que conseguir que la respuesta de tus defectos se vea como virtudes.

¿Qué es lo que más te molesta de los demás?
En esta pregunta tienes que reflejar que eres una persona tolerante, social y que escuchas a todas las personas.

¿Eres capaz de trabajar bajo presión?
La mejor respuesta sería SI, pero también se puede decir que intentas planificar el trabajo con antelación para evitar las prisas de último minuto.

¿Te gustan los trabajos rutinarios?
Es una pregunta donde deberías responder, que al principio eres consciente de que tendrás que realizar estos trabajos, antes de confíen en ti para trabajos más serios.

¿Cuál es tu formación académica?
Trata de dar una respuesta acorde al puesto que te han seleccionado. Si la empresa no tiene nada que ver con lo que as estudiado, di que has decidido ampliar tus conocimientos académicos a otro sector con más demanda. Pero nunca digas que te falta formación para el puesto.

¿Qué hacías en tus anteriores trabajos?
Tienes que responder sobre tus funciones anteriores, debes destacar cual era tu puesto y explicar tus funciones en el día a día. Si no te preguntan sobre algún puesto concreto habla siempre de los puestos que sean similares, al puesto que demandas.

¿Cómo era tu relación con el jefe?
Nunca hables mal de tus jefes anteriores ni de la empresa.

¿Qué trabajo buscas?
Esta pregunta es para ver las ambiciones de la gente. Lo que puedes decir es que deseas un puesto que este acorde a tu formación y experiencia laboral para así seguir preparándote y en futuro poder asumir más responsabilidad.

¿Qué sabes de la empresa?
Cuando acudes a una entrevista debes tener conocimientos de esta misma. Si sabes de algún producto comenta algo para que vean que lo conoces, pero no lo elogies mucho.

¿Cómo sabes estos datos?
Responde que te has informado en páginas Web, organismos públicos, etc.

¿Qué le gustaría conseguir en esta empresa?
Aquí lo que pretenden es saber si eres una persona que planifica sus actividades y el desarrollo laboral. Si tus objetivos son muy altos o no, también si eres ambicioso o sueles acomodarte en el puesto una vez conseguido.

¿Te gusta trabajar sábados y domingos?
Es una pregunta trampa por si no te gusta trabajar estos días. Pero no respondas tajantemente aun siendo si o no. Mejor responder que si la empresa lo necesita pueden contar contigo, aunque eres una persona organizada y que sueles hacer lo posible para hacer el trabajo a tiempo.

¿Qué opinas de hacer horas extras?
Es una pregunta trampa por si no te gusta trabajar estos días. Pero no respondas tajantemente aun siendo si o no. Mejor responder que si la empresa lo necesita pueden contar contigo, aunque eres una persona organizada y que sueles hacer lo posible para hacer el trabajo a tiempo.
Como puedes ver se responde lo mismo o cambiando algunas palabras.

¿Cuánto tiempo necesitas para incorporarte?
Si estas desempleado, debes responder cuando la empresa lo requiera. Ahora si estas trabajando y quieres cambiar de trabajo en este caso siempre debes responder que necesitas 15 días para poder incorporarte a la empresa. Aunque te presionen, diles que no puedes dejar en la estacada a nadie. Así pensarán que eres una persona responsable y si después puedes cortar los plazos de incorporación mejor.

¿Qué preguntas puedes hacer finalizada la entrevista?
Estas preguntas siempre deben ir relacionadas con el puesto, como ¿Cuáles son las responsabilidades del puesto? ¿Por qué esta el puesto vacante? ¿Dan formación para este puesto? Evita preguntar por el salario, horario, vacaciones, etc. Esto lo dejaremos para el siguiente paso de selección.

Respondiendo estas preguntas u otras similares te permitirán afrontar mejor una entrevista laboral. Y conocer a uno mismo sus puntos fuertes y débiles para así poder potenciar y mejorar.