Ofertas de empleo: Crea tu marca personal

A la hora de buscar ofertas de empleo tenemos que tener en cuenta diferentes aspectos. Hasta ahora, lo más importante era el curriculum. El curriculum era nuestra carta de presentación y se convertía en la imagen que dábamos al empresario. Hoy en día, esto ha cambiado y se está popularizando la marca personal.

El mercado laboral ha llegado a un punto en el que cientos de personas optan al mismo puesto, esto obliga a los aspirantes a aportar valor a su imagen. La marca personal consiste en proyectar una imagen clara y directa como individuo. Podemos comparar la marca personal a la imagen de una empresa. Una empresa se define, crea unos valores y destaca sus puntos fuertes. Luego, lo comunica mediante una campaña de publicidad y nosotros formamos una imagen mental de la empresa.

El primer paso para crear nuestra marca personal es definir el objetivo que queremos alcanzar. Dependiendo del puesto de trabajo al que aspiremos o del sector al que queremos dedicarnos, deberemos gestionar nuestra imagen de una forma u otra. En este paso debemos analizar la situación laboral en nuestro sector y destacar las características profesionales que se demandan y aquellos lugares en los que encajamos.

El segundo paso es resaltar nuestros puntos fuertes. Todos destacamos en algunos aspectos laborales, ya sea porque nos hemos formado especialmente para ello o porque simplemente, somos buenos. En este paso debemos detectar nuestros puntos más fuertes y resaltarlos en nuestro CV, en nuestra carta de presentación o en la entrevista.

Finalmente, el último paso es adpatar nuestro CV, nuestra página web o nuestra carta de presentación para destacar nuestras diferencias. No debemos olvidar que siempre debemos aportar un valor extra. Aunque parezca irrelevante, cualquier hobbie o experiencia en sectores paralelos es un valor añadido. Si somos aficionados a la fotografía, podemos incluir una pequeña entrada en nuestra web para que vean nuestras fotos. Nunca se sabe si nuestra pasión puede convertirse en el granito de arena que decante la balanza hacia nuestro lado.

No debemos olvidar que día a día estamos creando marca. Cuando nos vestimos, cuando hablamos con familiares o amigos, transmitimos una imagen de nosotros mismos para que otros nos acepten o nos entiendan. Hemos nacido para proyectar una imagen positiva de nuestra personalidad. Únicamente debemos analizar el mercado laboral y enfocar nuestro perfil profesional hacia los puntos en los que tenemos más posibilidades de tener éxito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *