Las Ayudas a parados disminuyen

Desde hace ya siete años se registra en España una disminución cara al gasto de las ayudas a parados para apaliar las situaciones de precariedad de empleo y gran necesidad que viven muchas de las familias españolas, ayudando económicamente mientras se buscan nuevas oportunidades de trabajo.

Según las fuentes consultadas el paro ha subido notablemente en agosto, en cambio este mayor incremento de desempleados no ha ayudado a que se suban las ayudas a parados, el gasto ha caído en el 38% por ciento durante los últimos 7 años, así lo detallaba un informe emitido por UGT, recortes que para nada benefician a la situación de la sociedad durante todos estos años.

La situación de los parados en España es insostenible, los expertos indican que es una circunstancia que en lugar de mejorar está cada vez peor. La cobertura para ayuda a desempleados era en 2010 del 78,4% y en cambio este año 2017 la cifra ha bajado al 54%, provocando una mayor situación de pobreza y precariedad que ya afecta a miles de familias en este país.

Siguiendo con los datos que emite la UGT, las cuentas públicas que se aprobaron para el 2017 indican que 18.027 millones de euros irán destinados a prestaciones por desempleo, eso supone un 6,7 menos que los presupuestos del año anterior.

La cifra preocupa aún más si tomamos en cuenta como al simplificar este dato se es todavía más consciente de la mala situación que atraviesa España en cuanto a las ayudas a parados, 6 de cada 10 desempleados están sin empleo llevan buscando oportunidades laborales desde hace más de 1 año.

Se requieren medidas urgentes para favorecer el empleo y ayudar a los parados de larga duración y a las personas con cargas familiares, así como a los parados con una edad avanzada o a los que no tienen formación, también hay que sumar a estos colectivos a las personas que pese a tener formación, buena actitud para el trabajo y una edad óptima para disponer de empleo se ven en la necesidad de pedir ayudas por la falta de trabajos en la localidad en la que residen.

Las ayudas a parados disminuyeron demasiado en los últimos 7 años, una noticia que para nada ayuda si tenemos en cuenta además que en agosto del 2017 se registraba la mayor tasa de paro desde hace muchos años en España.

Pese a las bolsas de trabajo municipales, los planes de empleo y las ayudas dirigidas a colectivos sociales más necesitados, los sindicatos denuncian que hay que favorecer la mejora de servicios públicos de empleo y que se deben dotar de más ayudas para parados.