La industria textil española puede recuperar la mitad de la producción que se llevó fuera

La industria textil podría relocalizar en España la mitad o más de la producción que se llevó a otros países hace unos veinte años, lo que podría permitir crear entre 60.000 y 100.000 empleos, pero para hacerlo habrá que volver a montar fábricas, lo que requiere de una financiación que ahora no llega.

En los 90, el sector empleaba en España a unas 400.000 personas, mientras que ahora la cifra se reduce a 166.000, ha explicado el presidente de la Federación Española de Empresas de Confección (Fedecon), Ángel Asensio, quien ha subrayado que las firmas se llevaron fuera el 70 % de la producción por la pérdida de competitividad del país.

Ahora que las empresas quieren retornar a España gran parte de esa producción se encuentran con que no pueden hacerlo porque no hay industria y por ello la están llevando a países próximos como Portugal o Marruecos, que no han perdido capacidad productiva.

“En España hubo una destrucción masiva de tejido empresarial y, ahora, cuando se quiere retornar mercancía nos encontramos con que no hay suficiente industria para poder atenderla”, ha lamentado.

Entre los factores “coyunturales” que invitan a la relocalización destaca el encarecimiento de la mano de obra en China, a lo que se suma que en ese país ha surgido una potente clase media de alto poder adquisitivo que obliga a que gran parte de la producción se destine a atender al mercado interior.