La indemnización por despido pagará IRPF a partir de 2.000 euros por año trabajado

La indemnización por despido empezará a tributar tras la entrada en vigor de la reforma fiscal del Gobierno, aunque contarán con un mínimo exento de 2.000 euros por año trabajado. Esta medida afectará a los despidos que se produzcan a partir del 20 de junio, fecha en la que el Consejo de Ministros estudió el informe sobre el anteproyecto de reforma fiscal.

Es más, esta nueva tributación del despido se aplicará de forma “inmediata” según han explicado los responsables de Hacienda, para evitar que supone un llamamiento al despido antes de la entada en vigor del grueso de la reforma fiscal el 1 de enero de 2015.

El secretario de Estado ha matizado que el tratamiento fiscal en los casos de indemnización por despido era “disperso” y en muchos casos se daba un “abuso” en la utilización de despidos improcedentes.

El secretario de Estado ha matizado que el tratamiento fiscal en los casos de indemnización por despido era “disperso” y en muchos casos se daba un “abuso” en la utilización de despidos improcedentes. Asimismo, ha destacado que el Gobierno también recibirá las aportaciones y sugerencias de los agentes sociales, patronal y sindicatos, para “modular” la propia cifra a la que se refiere el mínimo exento; el Ejecutivo ha recordado que esto es solo una propuesta.

Por ejemplo: En el caso de una indemnización de 2.750 euros, quedará exenta de tributación el 72,72% del total de la indemnización. Esta proporción caerá al 54,55% en el caso para los 3.666 euros; el 43,64% para 4.583 euros; el 21,82% para 9.166 euros y del 14.54% para 13.750 euros.