La cadena Enrique Tomás abrirá 250 establecimientos en España en dos años

El empresario Enrique Tomás, dueño de la cadena de venta de jamones que lleva su nombre, prevé abrir 250 tiendas en España en los próximos dos años, entre ellas un museo en Barcelona que inaugurará en noviembre, que se sumarán a los 50 establecimientos con los que cuenta actualmente la firma catalana.

Su objetivo es dar a conocer el jamón ibérico de bellota y otros derivados de embutidos “de alta calidad” a precios asequibles a través de tiendas-degustación a pie de calle y en centros comerciales para conectar con el consumidor, según ha explicado este martes el empresario catalán en la inauguración de una nueva tienda en la zona alta de Barcelona.

La cadena prepara para el próximo noviembre la abertura de un mueso-degustación dedicado al jamón que se ubicará en un local de 2.140 metros cuadrados en la Rambla Catalunya de la capital catalana, enfrente del mercado de la Boqueria, y que pretende enseñar de manera audiovisual el proceso de producción del jamón para que la gente “entienda que no todos los jamones son iguales”, ha afirmado el empresario.

Enrique Tomás iniciará en septiembre el proceso de internacionalización abriendo una tienda en Londres, con la previsión de aterrizar posteriormente en otros continentes y sin evitar países árabes como Dubai o Marruecos, dónde el empresario jamonero afirma tener peticiones para abrir franquicias.

En el ámbito nacional, la firma, que desembarcará en Madrid el próximo septiembre, está iniciando el proceso de expansión a través de franquicias y prevé llegar a los 80 establecimientos a finales de año y alcanzar los 50 millones de euros de facturación, con una inversión en desarrollo empresarial de 2,6 millones de euros anuales.

Enrique Tomás cuenta con 6.000 metros cuadrados de instalaciones entre tiendas, almacenes y naves de producción y emplea 275 trabajadores, a la espera de incorporar más personal con las nuevas aperturas.