El grupo mexicano Cemex ha reabierto la planta de Alcanar (Tarragona)

El grupo mexicano Cemex ha reabierto la planta de Alcanar, en el sur de Tarragona. Cemex cerró su planta en octubre del 2012 y despidió a 136 trabajadores de su cementera en noviembre de ese mismo año. La indemnización que abonó fue de 30 días por año con un límite de 22 mensualidades, a las que añadió 3.000 euros. Quedaron sólo 30 empleados destinados al mantenimiento de la planta.

El secretario general de UGT en Cataluña, Josep Maria Álvarez, ha denunciado que se haya aplicado un ERE en la factoría de Tarragona de Cemex para recortar el grueso de la plantilla y que, un año después, “se haya puesto en marcha la misma planta, volviendo a contratar personal pero, eso sí, con un salario un 25% más bajo”.

Tras los despidos, Cemex ha firmado un nuevo convenio que se formalizó el pasado mes de noviembre. Las condiciones de este implican una rebaja salarial del 25%, la supresión de los pluses de disponibilidad, turno y desplazamiento, así como las ayudas para trabajadores en situaciones familiares especiales.

Apoyo de la Generalitat para exportar a África

La Generalitat ha apoyado la reapertura de la planta de Cemex en Alcanar. Y no sólo de boquilla. También ha desembolsado dinero público desde la Conselleria de Territorio y Sostenibilidad para ahondar y limpiar el puerto de la fábrica de Tarragona.

El objetivo es que barcos de gran capacidad de carga puedan fondear en ese puerto para que Cemex pueda exportar cemento a África. Por otra parte, la empresa se ha comprometido a pagar una tasa superior a las que tenía que hacer frente y que, hasta ahora, estaba bonificada.

Cemex es el tercer grupo cementero mundial. Tiene sede en México, donde cotiza en bolsa, opera en más de cincuenta países y factura más de 18.000 millones de dólares anuales. En el sector se daba por hecho que la fábrica de Alcanar cerraría por la sobrecapacidad de producción en Cataluña, puesto que tanto Cementos Molins como Portland Valderrivas tienen sus instalaciones catalanas a medio gas. Pero ahora la ha vuelto a abrir, con distintas condiciones salariales.