Flexibilizar la contratación juvenil no está dando resultado

La cifra de desempleo tan grande que tiene en este momento España, preocupa notablemente, como una nueva alternativa para que la contratación de los jóvenes sea una vía en la que se pueda seguir trabajando y bajar así la precariedad,  el gobierno da su visto bueno a que las ETT realicen contratos para la formación, esto forma parte de las “medidas urgentes” un nuevo aliciente de esperanza para mejorar el empleo en la juventud española.

Uno de los cambios que se ve como favorable en estas medidas  es la inmediata posibilidad de contrato para jóvenes hasta una edad no superior a los 30 años que quieran encontrar su primer empleo, si bien es cierto que este tipo de contrato sería un contrato en prácticas, mejora la situación a los que quieran su primer empleo con estas condiciones ya que hasta ahora  la posibilidad del primer empleo con estos contratos era tras una espera de 5 años después de finalizar los estudios. Estas y otras reformas parecen subsanar lo que consideramos un claro inconveniente tal cual están hoy en día las situaciones laborales.

Como ya sabemos España no es el único país afectado por el paro en la juventud, toda Europa está claramente afectada por esta situación, pero si bien es cierto que registramos un paro muy alto que llega a indicar que la mitad de nuestros jóvenes están en paro actualmente.

Las medidas son inmediatas, pero esperemos que los resultados sean también inmediatos ya que cada día se muestran nuevos casos de despidos, cierres de negocios y una clara bajada de la economía.