Estas presente en las redes sociales profesionales

Para que la presencia en las redes sociales profesionales adquiera sentido y sea de utilidad no se debe improvisar, sino que debe responder a un plan de actuación y a unos objetivos establecidos de antemano.

En el momento de plantear la presencia en las redes sociales, conviene abordar un concepto del que en los últimos tiempos se habla con mucha frecuencia: la identidad digital. El concepto de identidad digital se usa para referirse a la reputación de una persona (o empresa) en internet.

Los perfiles que un candidato tiene en las redes sociales, sus comentarios y aportaciones en foros y debates, van a ir construyendo su identidad digital. Pero esto no es todo; lo que pueden decir terceros acerca de una persona en internet (sea verdadero o falso), también irá construyendo su identidad digital.

En el proceso que nos ocupa de búsqueda de empleo es muy importante contar con una identidad o reputación digital adecuada y profesional, que haga al candidato atractivo a los reclutadores.

Incluso en determinados niveles, el no contar con identidad digital se percibe como algo negativo en los candidatos; si no se localiza información de él en internet se puede interpretar como que no es alguien activo ni reconocido en su sector.

Igual que una identidad digital positiva puede ayudar en la búsqueda de empleo, otra negativa puede dificultar el proceso.

Así pues, la presencia en las redes sociales profesionales se debe planificar; esta planificación se lleva a cabo siguiendo cuatro fases: establecimiento de la estrategia, selección de la red (o las redes de interés), elaboración del perfil que será público en la red y construcción y mantenimiento de la red.