¿Estás pensando en opositar? Te damos algunos consejos

Preparar una oposición es una opción muy atractiva para encontrar un empleo. Pero, al igual que sucede con el acceso a cualquier otro trabajo, la competencia es grande y hay que estar preparado para tener posibilidades reales.

Si eliges la oposición adecuada y te tomas la preparación en serio, aumentarás la probabilidad de aprobar y encontrar el empleo deseado siguiendo estos consejos:

Elección

Debes disponer de bastante tiempo en los próximos meses para estudiar intensamente, porque vas a competir con personas muy preparadas y no es cuestión de perder tu tiempo ni tirar tu dinero para encontrar un empleo.

Selecciona una oposición con la que te sientas a gusto, en la medida de lo posible, porque luego vas a tener que estar muchas horas estudiando y se puede hacer muy cuesta arriba si el tema aburre. Si tienes la suerte de encontrar una oposición cuya temática conozcas bien, mejor.

Presta mucha atención a si la oposición tiene una prueba oral, porque hay personas que se bloquean ante este tipo de pruebas. Si no eres capaz de hablar con soltura en público desiste de este tipo de oposición, o practica con intensidad tu oratoria antes de nada.

Mentalización

Mentalízate de que vas a aprobar: no vas a probar, vas a aprobar; luego que sea lo que tenga que ser, pero si no vas con mentalidad ganadora tu preparación será deficiente por falta de confianza en ti mismo.

Conocer la dinámica

Es muy importante que puedas contactar con personas que ya han preparado esa oposición o una similar, y mejor si la han aprobado. No solo estarás contagiándote de un espíritu ganador, sino que tendrás consejos específicos sobre la preparación de dicha prueba.

Planificación

Sabiendo el tiempo que tienes hasta que empiecen las pruebas, calcula el que vas a dedicar a cada una de ellas, procurando que te sobre algo de tiempo para no ir apurado. No abandones un tema hasta que lo hayas asimilado completamente, porque entonces es más fácil que olvides lo aprendido.

El horario de estudio

Normalmente, necesitarás varias horas al día para preparar una oposición con garantías. Tómatelo como un trabajo: no se puede faltar, no hay excusas para no estudiar un día. Lo mejor es que te fijes un horario fijo, con descansos de unos 10 minutos por hora.

Un buen profesor, especialmente uno que haya aprobado una oposición y que tenga un espíritu ganador, es una excelente ayuda. Pero solo una ayuda, recuerda que tú eres quien tiene que estudiar y quien tiene que aprobar.

Mucha suerte!