El plan de acción para la búsqueda de empleo

Buscar empleo requiere llevar a cabo un proceso exhaustivo y riguroso de planificación, en el que además de establecer las actividades que hay que desarrollar, hay que realizar un seguimiento ordenado de las que se van realizando y de los resultados obtenidos, obteniendo así información para ir redefiniendo y perfeccionando el proceso de búsqueda de empleo.

El plan de acción para buscar trabajo debe establecer qué actividades hay que realizar en cada momento;  estas actividades, en su mayoría, estarán relacionadas con la consecución directa de empleo.

No obstante, en el plan de acción también se deben tener en cuenta todas aquellas acciones de desarrollo y formación destinadas a minimizar los puntos débiles detectados en el propio perfil profesional y que serán las que, con una perspectiva más a largo plazo, faciliten la consecución de la carrera profesional deseada.

Para ello hay que utilizar una agenda que sea acorde con la estrategia de búsqueda de empleo elegida y con los canales que se utilizarán, de manera que sirva para sistematizar y optimizar los pasos que se establecen y los tiempos y recursos que se dedican a cada acción.

La búsqueda de empleo requiere obtener información actualizada del mercado laboral, manejar listados y directorios de empresas, buscar ofertas de empleo, elaborar y enviar cartas de presentación e historiales ajustados a las ofertas, preparar y realizar entrevistas y pruebas de selección, potenciar la red de contactos, etc.; en las siguientes unidades se hablará en detalle de estas acciones que hay que poner en marcha.

La planificación del proceso de búsqueda requiere dedicar un rato cada día para valorar los resultados que se van obteniendo con las acciones desarrolladas y para establecer las siguientes.

Este seguimiento de los resultados también va a permitir detectar cuáles son las fórmulas más adecuadas y priorizar las siguientes acciones.