El nuevo plan social creará 3.200 empleos en Granada

El nuevo decreto de la Junta de Granada, aprobado en Consejo de Gobierno, incluye tres planes: Inserción a través del empleo, Plan extraordinario de solidaridad y Plan de garantía alimentaria.

El primer plan de empleo es la medida estrella. Así, se va a activar un programa extraordinario de ayudas a la contratación a través de los ayuntamientos en función del nivel de paro de cada municipio. Para esta medida se destinará la mayoría del dinero que Granada recibirá del decreto social, unos 5 millones de los 7,3 totales. La intención es llegar a los 3.200 contratos, que tendrán una duración de entre 15 días y 3 meses y a los que también tendrán acceso las personas sujetas a regímenes especiales de la Seguridad Social.

Quien esté recibiendo el salario social (ingreso mínimo de solidaridad) se podrá incorporar a este plan y optar a un puesto de trabajo con un máximo de seis meses de contratación a jornada completa. En 2013, se beneficiaron del ingreso mínimo de solidaridad un total de 5.775 granadinos. Estos contratos se realizarán a través de empresas de economía social y de inserción, que recibirán bonificaciones de hasta 2.500 euros por trabajador.

El segundo plan del decreto es de solidaridad para atender necesidades básicas de las personas, familias y colectivos susceptibles de especial protección, como son los niños y las personas mayores. También incluye medidas para la atención a los suministros básicos del hogar como la luz o el agua. Este plan se coordinará a través de la Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales.

La medida incluye nuevas prestaciones a gestionar por los ayuntamientos como el pago de luz, agua, alquiler o el equipamiento básico del hogar, como mobiliario. Se trata del programa de suministros mínimos vitales y prestaciones de urgencia social. Los ayuntamientos recibirán un mínimo de 3.900 euros y un máximo de 52.000 euros, que se distribuirán según el número de desempleados del municipio. Para esta medida se va a destinar 1,1 millones de euros y se esperan alcanzar 4.400 ayudas en la provincia de Granada.

El tercer plan incluido en el nuevo decreto de la Junta es el de garantía alimentaria, que pretende garantizar el acceso a la alimentación a los menores y mayores. La Junta prevé que este año sean más de 2.600 menores granadinos los que reciban las tres comidas diarias en los colegios públicos de Educación Infantil y Primaria. Además, durante el periodo vacacional volverán a funcionar las escuelas de verano, donde se atenderán alrededor de 500 menores de la provincia con un presupuesto de 180.000 euros. Asimismo, la Junta calcula que unos 3.520 personas mayores de Granada se beneficiarán del refuerzo del programa bonificado del servicio de comedor de los Centros de Participación Activa y del catering a domicilio.