El astillero vigués Barreras espera crear la mayor parte del empleo a final de verano

El astillero vigués Barreras espera el grueso de actividad para finales de verano y emplear a entre 300 y 500 personas (entre plantilla propia y empresas auxiliares). “Los bloques en grada se verán entre agosto y septiembre”, confirmó ayer su presidente José García Costas, que recordó que el proceso de construcción de un barco “parte del diseño”.

Así, indicó que la compañía en estos momentos está contratando “sólo personal para el departamento técnico”, al tiempo que se está haciendo acopio de material, fase que prevé finalizar en un mes y medio, aproximadamente. Luego se cortarían los bloques y la parte más visible llegaría en verano.

El trabajo no será sólo en el flotel -el único pedido que está en vigor-, sino que el siguiente será un atunero para la armadora mexicana Procesa y “algunos barcos más”, confirmó el empresario antes de participar en un encuentro del comité ejecutivo de Navalia. Barreras tiene seis contratos atados que le aseguran carga de trabajo para los próximos años.

Son el buque-hotel, un atunero, tres buques-tanque y un ‘off-shore’, aunque opta a varios más que licitará la petrolera mexicana en unos meses. El astillero retomó la actividad en febrero con la firma del contrato del flotel tras casi tres años sin trabajo.

Todo aquel interesado puede enviar su currículum a través del apartado bolsa de empleo.