EDP-HC Energía creará empleo con la inversión en las centrales Aboño y Soto

Las centrales térmicas de Aboño y Soto Ribera serán las beneficiarias de una inversión que realizará la compañía EDP-HC Energía, el principal objetivo de esta inversión es el de construir sendas plantas de desvitrificación con la intención de reducir las emisiones de óxido nitroso, con este cambio podrán tener vida útil hasta el año 2035, según explicaban en la compañía esta decisión ha sido tomada basándose en la exigencia de reducción de emisiones que se ha citado por parte de la Unión Europea, de otro modo se obligaría al cierre respectivo en el año 2024 para la central de Soto y del 2025 como año de cierre para la central de Aboño, así mismo se establecería que la actividad de ambas centrales hasta entonces debería ser reducida.

Con los cambios generados tras esta inversión se establece que las centrales térmicas puedan estar trabajando en pleno rendimiento sin tener que reducir actividad y disminuir notablemente la emisión del óxido nitroso. Está previsto que este cambio esté funcionando para la planta de Aboño a finales del 2016 y en la de la centrar de Soto esté funcionado para el 2017.

Estas obras darán lugar a la contratación de unas 200 personas que serán las encargadas de realizar las obras, de forma indirecta también se establece que trabajaran unas 400 personas en puestos indirectos así como todos los puestos indirectos que según indica la compañía estarán activos durante los 10 años en los que se prolonga la vida útil de las centrales térmicas.