Cosas que debes saber si vas a trabajar en el extranjero

Es la tendencia actual, emigrar en busca de trabajo para forjarse un porvenir alejándose de la situación por la que está pasando nuestro país, pero a veces, es decir, casi siempre, las cosas no tienen nada que ver con lo que mucha gente piensa, hay diversas características de las que no podemos olvidarnos.

Pasando más de seis meses en el extranjero se adquiere el estatus de no residente lo que quiere decir que a la hora de hacer la Declaración de la Renta se debe hacer la de No Residentes en España y además de ello hay que pagar los impuestos que corresponden al país donde nos encontremos, eso sí, a no ser que entre España y el país de destino exista lo que se conoce como Convenio de Doble Imposición Internacional y se cobren menos de 60.000 euros al año, por lo que entonces la declaración podrá hacerse en el lugar donde nos encontremos trabajando.

Antes de lanzarse a otro país en busca de trabajo es necesario hacer un pequeño estudio sobre el terreno y nunca está de más pasar una semana en el lugar elegido para conocer un poco más sobre cómo están las cosas allí, si la ciudad cuenta con todos los servicios necesarios, cómo está el tema del empleo o cualquier otro detalle que pueda hacer que abortemos la intención de ir, al menos a esa ciudad.

Por eso es muy recomendable no hacer caso de lo que dice la gente y experimentarlo por uno mismo o misma, porque los parámetros que a alguien le pueden servir, a otros pueden parecerles escasos o demasiados, por ello una semana es un tiempo más que prudencial para poder tener un feedback bastante fiable.

Algo muy importante y que todo el mundo debería hacer es informarse sobre seguros, salud, impuestos, matriculación del coche y cualquier otra cosa que en principio no revista de importancia, pero que una vez en destino nos vaya a resultar útil u obligatorio para poder comenzar a trabajar en el extranjero.