Conociendo los seguros sanitarios alemanes

Alemania se ha convertido en uno de los principales destinos para ir a trabajar por parte de miles de personas, ya no solo de España sino de gran parte de Europa. Una cosa que hay que conocer es el sistema de sanidad o los seguros sanitarios que tiene el país teutón, que difieren un poco de los de España.

El sistema público aglutina al 88% de los residentes en el país y es el sistema obligatorio para todos los empleados que tengan un salario bruto anual de entre unos 5.000 y 50.000 euros. Por otra parte, el seguro privado lo tiene el 12% restante de los residentes en este país y lo suelen tener los asegurados que tienen un sueldo anual inferior o superior a las cifras antes citadas. Para muchos eso de sistema privado puede sonar a gloria, pero en Alemania, una vez estés dentro de éste, no podremos darnos de alta en el sistema público.

Al contrario de lo que ocurre con la Seguridad Social, donde es un organismo general, en Alemania se encuentran lo que se conoce como Krankenkassen, cajas de seguros de salud donde son los empleados los que se dan de alta libremente según su lugar y actividad laboral. Una vez elegida la Krankenkassen se informa a la empresa empleadora para que nos de de alta, esto es obligatorio para el empleador.

De esta forma nos encontramos con tres categorías de asegurados en Alemania:

– Gesetzlich / pflichtversichert

Trabajadores que han tenido que darse de alta en el sistema público por sus ganancias de entre 5.000 y 50.000 euros.

– Freiwillig versichert

Trabajadores que ganan un sueldo superior a 50.000 euros anuales y han elegido el sistema público de salud

– Privat versichert

Trabajadores que han elegido el sistema privado. En este caso se trata de elegir la aseguradora con mejor relación calidad precio en lo referente a las coberturas que habrían encontrado en el sistema público.