Como personalizar tu curriculum

Si ya has enviado tu curriculum a todo el mundo y ni siquiera has recibido una respuesta es el momento de volver a sentarte frente a la pantalla y releerlo.

Sólo tienes un CV. Y si no fuera porque cada empresa es diferente y busca a un trabajador concreto, seguramente tu curriculum habría tenido tantas posibilidades como cualquier otro.

De todos modos, tampoco querías ser como cualquier otro. Querías llegar a la entrevista de trabajo. Por tanto, te conviene personalizar  tu curriculum y adecuarlo a las expectativas de cada empresa.

Como personalizar tu curriculum no es una ciencia oculta, sólo ponlo en manos de gente apropiada para que lo analice y vea sus puntos débiles. Ellos pueden hacer dos cosas además de aconsejarte: ofrecerte un contrato o hablar con otros profesionales que andan buscando gente como tú. Así que personalizando habrás dado más pasos que enviando tu curriculum estándar a todas las ofertas que te gustaban.

Como si fuera un examinador, la persona que lea tu curriculum buscará razones para no tener que entrevistarte. Eres uno más entre un montón y para superar esa prueba no puedes conformarte con poner lo de siempre.

Un profesional verá fácilmente qué le falta a tu curriculum. Esas personas son las más apropiadas para mejorar considerablemente la exposición de tus ideas. ¿A quién debes incluir en la lista de contactos? Pues a compañeros de trabajo, antiguos compañeros de universidad, conocidos o familiares que trabajen donde tú quieres llegar. Todos ellos son de mucha utilidad tanto para personalizar tu currículum como para conseguir directamente trabajo.

Pero no descuides Internet. La red ha cambiado la manera en que reclutadores y candidatos se buscan unos a otros. Ya que sólo tendrás que insertar tu curriculum en las bolsas de trabajo y esperar a que te busquen. Pero de momento, puedes revisar el contenido de las ofertas que hay en tu área que te darán muchas ideas para saber exactamente lo que debes poner en tu carta de presentación y tu currículum.