Cómo impartir cursos online

Cada vez más profesores deciden ofrecer sus servicios de manera online y es que para ofrecer formación no reglada de manera online no hace falta cumplir una larga lista de requisitos, no más que para emprender con cualquier otro negocio.

Para que nos hagamos una idea básica del papeleo que necesitaremos realizar, para poder obtener remuneración por nuestros cursos no necesitamos más que darnos de alta como autónomos además de darnos de alta en la seguridad social, por otro lado deberemos cumplir nuestras obligaciones fiscales, nos daremos de alta en el impuesto de actividades económicas (IAE), cumpliremos la declaración censal, la declaración previa de inicio de actividad y abonaremos el Impuesto sobre la Renta de las personas físicas (IRPF).

Una vez formalizada nuestra actividad, el siguiente paso será trabajar sobre los cursos que deseamos impartir, establecer un temario, los objetivos finales del curso, preparar actividades y organizar con antelación el método de enseñanza que vamos a seguir. Deberemos elaborar nuestro propio material de consulta para el alumno, intentando cubrir bien todos nuestros objetivos.

A fin de conseguir una comunicación virtual óptima con cada alumno existen diferentes herramientas para impartir cursos online que podemos adaptar a nuestro gusto, la herramienta líder en este campo es Moodle, un CMS muy personalizable que dispone de foros y chats para poder tratar las dudas de nuestros alumnos de una forma cómoda y directa, así como herramientas para la gestión de ejercicios y tests.

En tus inicios necesitarás lo más complicado puede ser captar alumnos, para ello será importante que establezcas una buena estrategia de publicidad para darte a conocer, el uso de las redes sociales y foros relacionados con temáticas sobre las que vas a impartir en tus cursos pueden ser un primer paso, fija unas tarifas adecuadas y ofrece un tema de tus cursos gratis para que tus alumnos conozcan tu sistema y adquieran cierta confianza en ti.