¿Cómo acceder al mercado oculto de empleo?

Si sólo el 20% de las ofertas del mercado laboral en estos momentos son visibles, ¿cómo se puede acceder al mercado oculto de empleo?

La mejor herramienta que funciona es el de la red de contactos: “por un lado, si optas al puesto referenciado existen más garantías, ya que la persona encargada de la selección hará más esfuerzos por contratarte. Pero también la candidatura espontánea dirigida directamente al responsable del área a la que se presenta la candidatura, es otra buena opción porque al no externalizarse estos procesos, los currículum se guardan, especialmente en posiciones de soporte”.

Pero para tener éxito a través de este tipo de búsqueda de empleo, hay que saber emplear correctamente sus armas. La clave de ello es tener claras las empresas diana a las que se presentará la candidatura y el mensaje de lo que se podría aportar a la compañía, de una forma clara y vendible.

  • Las redes de contacto: Mejor aliado.

Las redes de contacto o networking son las mejores aliadas a la hora de buscar empleo en tiempos  difíciles. En España, aún se cree que el networking es el enchufismo, pero nada tiene que ver. En Estados Unidos, el 34% de los trabajadores contratados fueron seleccionados gracias a un contacto, según un estudio de una consultora.

De modo que está demostrado que los amigos, familiares y conocidos pueden ser la mejor agencia de colocación, teniendo este dato en cuenta y siendo conscientes de que el 80% de las vacantes, permanecen ocultas hasta que se encuentra al profesional a través de un contacto. El networking bien hecho es mucho más que un enchufe, se trata de cómo generar una red de aliados que te puedan ayudar a conseguir tus objetivos en una relación de win to win.

Además, para que las redes de contacto sean un verdadero aliado, es necesario saber utilizarlas correctamente y no caer en errores como repartir el teléfono a cualquier persona, en cualquier lugar, y desde el otro lado, nunca referenciar a alguien del que no se tenga la confianza de su eficacia profesional.

  • La candidatura espontánea: Venta directa.

La candidatura espontánea es una carta que se envía al que sería el jefe directo, con nombre y apellido. En esta carta, que no va acompañada del curriculum, no se vende la trayectoria profesional, sino el valor añadido que se puede aportar a la empresa. Para poder proponer este planteamiento correctamente, se debe estudiar en profundidad la organización, sus productos y servicios, con el fin de encontrar “el gancho” para poder vender tu perfil profesional.

Una vez enviada la carta, a los 15 días se debe realizar el seguimiento de la misma para generar una entrevista personal. El objetivo de la candidatura espontánea es despertar el interés del interlocutor para generar la entrevista y, posteriormente, poder incorporarte en la misma.