100 nuevos empleos en la primera central eléctrica geotérmica de España. (Tenerife)

El municipio de Güímar (Tenerife) proyecta albergar la primera central eléctrica geotérmica de alta temperatura de España, una propuesta de la empresa eslovaca Arllen Development con la que el Ayuntamiento lleva meses trabajando y que incluirá una estación depuradora de aguas residuales para la agricultura y una desaladora de agua de mar para convertirla en agua potable y que funcionarán con energía limpia.

La empresa promotora ya ha firmado un acuerdo de compra de una cantera, ubicada en la antigua zona de explotación minera de Los Barrancos, y se constituirá una sociedad gestora con varios inversores locales e internacionales que ya han mostrado su interés en unirse a un proyecto que se espera comience a funcionar a finales del año 2018, tras los preceptivos estudios de impacto medioambiental, y que supondrá la creación de 100 puestos de trabajo.

Según ha explicado la alcaldesa de Güímar, Carmen Luisa Castro, “estamos en el momento propicio para impulsar un proyecto de estas características, con el que aprovecharíamos la naturaleza volcánica de nuestro entorno y produciríamos energía limpia para el municipio y toda la comarca, pero también conseguiríamos agua sin temor a seguir agotando nuestros acuíferos y sin contaminar”.

El presidente de Arllen Development, Pavol Matusik, y su equipo han mantenido varias reuniones en Güímar con la alcaldesa y el personal técnico municipal, quienes han trabajado durante meses para que este proyecto, que la multinacional ya tenía previsto realizar en Canarias, se quedara en la localidad. A finales de enero, se firmaba un convenio marco que iniciaba la hoja de ruta para los estudios técnicos sobre la viabilidad de implantación de estos proyectos en el municipio.

El Instituto Geológico y Minero de España (IGME) señala que aunque hay varios yacimientos geotérmicos de baja temperatura en el país, cuya energía se emplea para calefacción y suministro de agua caliente, aún no existen plantas que aprovechen los yacimientos de alta temperatura para la generación de electricidad. Las únicas zonas extensas con posibilidades de existencia de yacimientos de alta temperatura se localizan en las islas Canarias, dada su morfología volcánica, y en el sureste peninsular.